Releer al Emilio y ver Anesthesia

Rousseau y la música de Maurice André , Canela y Harper Lee, las pintas de Capote y los recuerdos de Lilian Helman , Dashiel Hammet y los sueños de Santa Mónica, la libertad y la película de Fonda hijo, Harley y la cerveza irreflexiva. La mezcla es una memoria de uno del siglo veinte, que llegó a éste un poco perdido, como turco en la neblina, dicho que no se de donde viene, ya que cualquiera se pierde en la niebla; nunca sirvas al que sirvió , sabias reflexiones de un Baltasar Gracian de Madrid. Historia de Javier y sus aventuras por el Africa profunda y las mias como las de Salgari, sentado tomando un café. Poetas del exilio cubano los está buscando Pedro Sánchez, que nunca pudo decir nada original, ni Pablo, hábil glosador de Gramsci , ni tan siquiera Don Mariano hasta que se deje de teñir el pelo. Los titiriteros son anarquistas malos dicen , según cuentan son unos románticos de 1930 que han puesto bombas sin heridos y marionetas con algún hilo roto. Parece que el guión es de un humorista urbano : los tendrán que juzgar por lo que hicieron no por lo que son, ¿Y que hicieron? una representación pública que no vi pero parece que no es ejemplar. ¿Recuerdan cuando Madame Bovary fue censurada por obscena?¿Ahora la censura también trae pena de prisión? vaya libertad de expresión, no porque se deba permitir un espectáculo para niños basado en violaciones y violencia, no mas que la tele que todos los días y en toda las casas da ejemplo de lo mismo y sus directivos están libres como pajarracos. Libertad a los titiriteros y la obra: prohibida y a la tele!
Tiritando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *