Datos de Israel

Debido a
problemas tecnicos recien hoy puedo enviar el numero escrito el 8 de julio.

 

Agradecere
que tomes nota de que mi nueva direccion electronica es mienfoque@davidmandel.info

Si tienes un
anti-spam por favor da instrucciones para que puedas recibir los envios que te
haga mediante mi nueva direccion

 

#564, 8 de julio, 2015

 

La suscripción es
gratis.  Pídela a
mienfoque@davidmandel.info

 

Artículos en este número:

 

·       Cuando Israel estuvo al borde de la quiebra

·       Información
respecto a Gaza

·        Patrimonios de la humanidad en Israel

·       Cambios en el servicio militar obligatorio

·   El problema de la conversión

________________________________

 

Cuando Israel estuvo al borde la quiebra

Mi Enfoque #564, 8 de julio, 2015 por David Mandel, mienfoque@davidmandel.info

 

Lo que está ocurriendo hoy en Grecia trae a la memoria
lo que ocurría en Israel hace 30 años, a mediados de la década de los 80. La
inflación había llegado a 450% anual. El país estaba al borde del desastre
económico. La deuda nacional había alcanzado sumas casi impagables.

 

A pesar de que el Primer Ministro Shimon Peres había
sido durante toda su vida política miembro de partidos de izquierda, y pocos
años antes había sido elegido vicepresidente de la Internacional Socialista
habitantes, entendió que las políticas económicas socialistas eran la causa de
la grave crisis. Con la ayuda de Yitzhak Modai, Ministro de Hacienda, preparó y
ejecutó un plan drástico de recuperación económica que logró detener la
inflación.

 

Dos décadas después, el Primer Ministro Ariel Sharon
nombró Ministro de Finanzas a Benjamín Netanyahu en el año 2003, quien aceptó
el cargo con la condición de que le diesen mano libre.

 

Netanyahu liberalizó la economía, privatizó
industrias, limitó los beneficios sociales, anuló subsidios, redujo la
influencia de los sindicatos laborales, disminuyó los gastos públicos y reformó
el sistema bancario. Tuvo mucha oposición, no solo de los partidos de izquierda
sino también de gente de su propio partido, Likud.

 

Hace una década, en el año 2004, el PIB, (Producto
Interno Bruto) per cápita de Israel era $21,796 comparado con los $25,837 de
Grecia. Hoy, el PIB de Grecia es prácticamente la misma cifra mientras que en
Israel ha aumentado 50% y es hoy $32,691 per cápita.

 

El desempleo en el año 2002 en Grecia era 8.4% Hoy es
26.5%  En Israel, en el 2002, era 12.8% y
hoy es 5.9%

 

La razón principal, aparte de la disciplina financiera
que impuso Netanyahu cuando fue Ministro de Finanzas, de los impresionantes
logros de la economía israelí es el espíritu de innovación y creatividad que
caracteriza a la sociedad israelí.

________________________________

 

Información respecto a Gaza

Mi Enfoque #564, 8 de julio, 2015 por David Mandel, mienfoque@davidmandel.info

 

Los palestinos no tienen muchos logros que les den
motivo para enorgullecerse excepto su enorme éxito en su campaña internacional
de difusión de propaganda anti-israelí y haber conseguido crear la imagen de
ser víctimas inocentes de una cruel ocupación.

 

La gente que los apoya no lo hace por simpatía a
ellos, (si fuese así exigirían que el Líbano deje de discriminar a los
palestinos que están confinados en miserables campos de refugiados, y prohibidos
de recibir la ciudadanía y ejercer numerosas profesiones) sino por antipatía a
Israel y a los judíos. Un terrorista palestino fue matado por un policía
israelí cuando tiraba piedras y rocas contra vehículos israelíes en la
carretera, lo cual fue mencionado con titulares en la prensa internacional.
Durante esos mismos días tres presos palestinos en cárceles de la Autoridad
Palestina fueron encontrados sin vida en sus celdas “suicidados.”
Ningún periódico internacional mencionó la misteriosa coincidencia de tres
“suicidios” simultáneos.

 

A pesar de que esos simpatizantes no permiten que
hechos reales influyan sobre sus convicciones y prejuicios, es necesario, aun
cuando no da resultado, desvirtuar las calumnias y falsas informaciones
propagadas por los palestinos y por la gente que los apoya.

 

Gaza está bajo ocupación israelí

Según los acuerdos internacionales (Regulaciones de la
Haya 1907, Convención de Ginebra de 1949 y Protocolo de Ginebra de 1977)
“ocupación” consiste en el control directo del territorio de un
Estado por las fuerzas militares de otro Estado. Este no es el caso de Gaza,
que es un Estado de facto, donde palestinos son gobernados por un régimen
palestino.

No hay presencia militar (ni civil) israelí en Gaza.
No hay control de Gaza (gobernada por la organización islámica Hamás) por las
fuerzas militares de Israel. El bloqueo de Gaza, (cuyo objeto es evitar el
ingreso de armamentos que serían usados contra pueblos israelíes) es similar al
bloqueo de Cuba que Estados Unidos realizó durante la presidencia de Kennedy.
Ningún medio de comunicación, en esa época, declaró que ese bloqueo equivalía a
que Estados Unidos ocupaba Cuba.

Lo que nadie menciona es que Egipto no sólo que
también bloquea Gaza sino que es mucho más estricto que Israel respecto a su
frontera con la región. Son pocos los días en el año que Egipto permite la
entrada y salida de gente de Gaza, mientras que Israel permite diariamente el
ingreso a enfermos para que reciban tratamiento médico en hospitales israelíes.

 

Gaza es víctima de genocidio por parte de Israel

“Genocidio”, (palabra inventada por el
jurista judío polaco Rafael Lemkin en 1944), el nombre que se da a los actos
perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo
nacional, étnico, racial o religioso. Ejemplos son el genocidio nazi de los
judíos que exterminó a 6 millones y el genocidio armenio realizado por los
turcos que mató a un millón y medio. La población judía mundial se redujo de 18
millones a 12 millones.

La población de Gaza en el año 1967, cuando Israel
derrotó a Egipto, era de 354,000 personas. Hoy viven allí 1,850,000 personas,
un aumento mayor al 500% lo cual demuestra que el pretendido “genocidio
que Israel realiza en Gaza” es el menos exitoso en la historia de los
genocidios.

 

La población de Gaza necesita ayuda humanitaria porque
carece de comida y de cuidado médico

Según los activistas pro palestinos, la población de Gaza necesita ayuda
humanitaria debido a “la hambruna que reina allí y a la falta de atención
médica”, factores que afectan directamente la expectativa de vida de la
población de la región.

La realidad es distinta. Un reciente estudio de la Organización Mundial
de Salud reveló que la población de Gaza tiene una expectativa de vida de 73.42
años, mayor que la de Jordania (72.9), más que Argelia (72), mayor que la de
Egipto (71), mayor que la de Irak (69.94). Mi país natal, Perú, tiene una
expectativa de vida de 70.74 años, casi tres años menos que la población de
Gaza, y, sin embargo, no hay activistas que quieran organizar flotillas para
traer ayuda humanitaria al Perú.

Los activistas evitan mencionar que Israel envía diariamente ochocientos
camiones a Gaza cargados de comida y suministros, y que Israel recibe en sus
hospitales a enfermos de Gaza.

 ________________________________

 

Patrimonios de la humanidad en Israel

Mi Enfoque #564, 8 de julio, 2015 por David Mandel, mienfoque@davidmandel.info

 

“Patrimonio de la humanidad” es una
designación que la UNESCO (Organización Cultural, Científica y Educacional de
las Naciones Unidas) da a lugares, edificios, ciudades, desiertos, bosques, islas,
lagos, monumentos o montañas que considera de especial importancia cultural o
física. Hasta el mes de mayo 2015 eran 1007 sitios, la mayoría culturales y
otros naturales, en 161 Estados. Los países que más tienen patrimonios de la
humanidad son Italia (51), China (47), España (44) y Francia (39).

 

Israel tiene hoy nueve patrimonios de la humanidad,
(la fecha en paréntesis es el año cuando el lugar fue nombrado patrimonio de la
humanidad):

 

·        (2001) El palacio fortaleza de Masada, último
reducto de los rebeldes judíos contra el imperio romano en el año 73. Está
situado en una meseta en el desierto de Judea, al lado del Mar Muerto. Fue
construido por Herodes el Grande. Los campamentos, fortificaciones y rampa que
lo rodean fueron construidos por los romanos, y son la más completa muestra de
arquitectura militar romana que ha llegado a nuestros días.

 

·        (2001) Acre, ciudad puerto amurallada, fundada
por los fenicios. Los restos de la ciudad de la época de los cruzados, que la
utilizaron como capital de su reino en el siglo 13, están casi intactos abajo y
encima del nivel actual de las calles. La ciudad actual fue construida por los
otomanos en los siglos 18 y 19, e incluyen la ciudadela, mezquitas, y baños
turcos.

 

·        (2003) Tel Aviv fue fundada en el año 1909.
Desde la década de los 30 hasta los 50 se construyeron numerosos edificios
diseñados por arquitectos europeos, principalmente en el estilo Bauhaus, que
habían escapado de los nazis, lo cual dio a Tel Aviv el nombre de “Ciudad
Blanca”.

 

·        (2005) Restos arqueológicos de ciudades de la época bíblica: Megidó,
Hazor y Beer Sheba,
evidencia de autoridad central, actividad agrícola y
control de importantes rutas de comercio.

 

·        (2005) La ruta del incienso: las ciudades nabateas
en el desierto del Negev,
Haluza, Mamshit, Avdat y Shivta, florecieron
desde el siglo 3 AEC hasta el siglo 2 EC. Incluyen sofisticados sistemas de
irrigación, construcciones urbanas y fuertes.

 

·        (2008) Los lugares sagrados de la religión Bahai en
Haifa y en la Galilea
. Incluyen el santuario de Bahaullah en Acre y el
Santuario de Bab en Haifa, rodeado de maravillosos jardines, edificios y
monumentos.

 

·        (2012) Las cuevas en el Monte Carmelo donde se
encontraron restos humanos de hace 500,000 años.

 

·        (2014) Las cuevas de Maresha y Bet-Gruvin incluyen
3,500 cámaras subterráneas, debajo de las ciudades de esos mismos nombres.
Servían como cisternas, palomares, baños, establos, lugares de culto y
cementerio.

 

·        (2015) La necrópolis de Bet Shearim, al sur
este de Haifa. Son catacumbas que sirvieron como el principal cementerio
judío fuera de Jerusalén usado desde el siglo 2 AEC. Incluye numerosos trabajos
de arte e inscripciones en griego, arameo y hebreo.

________________________________

 

Cambios en el servicio militar obligatorio

Mi Enfoque #564, 8 de julio, 2015 por David Mandel, mienfoque@davidmandel.info

 

El ejército ha anunciado que, a partir de este mes, el
periodo de servicio militar obligatorio de los jóvenes, se reducirá de 36 meses
a 32. El de las mujeres continuará siendo 24 meses, pero el ejército quiere que
se apruebe una ley para cambiarlo a 28 meses.

 

Este cambio permitirá que el ejército realice cuatro
entrenamientos básicos al año para unidades de combate en vez de los tres que
se hacen hoy.

 

El entrenamiento básico para las unidades de
combate  se reducirá de ocho a seis
meses.

 

Otro de los cambios que quiere implantar el ejército
es alentar a más mujeres para que sirvan en unidades de combate, donde ya han
dado pruebas de su efectividad.

 

En la actualidad más de 2,000 jóvenes ultra ortodoxos
sirven en el ejército, la mayoría de ellos en unidades de combate. El ejército
desea reclutar a varios cientos más.

________________________________

 

El
problema de la conversión

Mi Enfoque #564, 8 de julio, 2015 por David Mandel, mienfoque@davidmandel.info

 

Hay tres  grandes problemas que Israel necesita
confrontar. El primero es la amenaza iraní de un holocausto nuclear. El segundo
es la absorción de la comunidad ultra ortodoxa, que aumenta constantemente su
porcentaje en la población israelí, al trabajo en una sociedad industrial
moderna y al servicio militar.  El
tercero es convertir al judaísmo a los más de 300,000 inmigrantes de los países
ex–sovieticos a los que la ley israelí del Retorno les ha otorgado ciudadanía
israelí, pero que de acuerdo a la Halajá (ley religiosa) no son
considerados judíos por no haber tenido madre judía.

 

Estos inmigrantes no
tienen diferencias de los israelíes judíos. Arriesgan igualmente sus vidas en
el ejército, hablan igualmente hebreo, 
se educan en los mismos colegios israelíes donde se celebran las fiestas
religiosas judías, pero, para efectos de matrimonio y entierro, no son
considerados judíos por las autoridades religiosas.

 

El gobierno anterior de
Netanyahu había reformado el proceso de conversión transfiriéndolo de las
cortes rabínicas ultra ortodoxas a cortes rabínicas municipales mucho más
tolerantes y liberales.

 

Debido a que el gobierno
actual solo cuenta con 61 miembros, el mínimo legal posible, cualquier partido
de la coalición o, incluso, cualquier miembro individual, puede causar su
caída. Esto lo entienden mejor que nadie los partidos políticos ultra ortodoxos
que han exigido y conseguido la anulación de la reforma del proceso de
conversión, y también la transferencia de las cortes rabínicas del Ministerio
de Justicia al Ministerio de Religión.

 

Parafraseando a Georges
Clemenceau (“La guerra es un asunto demasiado importante para confiárselo
a los generales”), los políticos deberían tener la firmeza de carácter
para decir “La religión es un asunto demasiado importante para confiárselo
a los ultra ortodoxos”.

________________________________

 

Mi Enfoque

 

La suscripción es
gratis.  Pídela a
mienfoque@davidmandel.info

Ver números anteriores en www.mandeldavid.com

 

Puedes reenviar todo el boletín o parte, insertarlo en Facebook

o en tu página Web sin necesidad de autorización previa,

pero agradeceré no borrar el nombre del autor y la fuente.

 

Cartas a David Mandel se pueden enviar a

Cada carta será contestada personalmente

 

 

 

Ganó el no. ¿No a qué?

Si alguien hace las cuentas de los gastos de una casa sin tener en cuenta las necesidades de la familia que vive dentro, se puede técnicamente decir que si los ingresos de la casa son X, los gastos no pueden exceder de X. Claro que la técnica no contempla que, quizás para vivir los humanos que hay dentro, educarse, no tener frio en invierno, comer todos los días, de vez en cuando algo de carne, sus gastos mínimos son superiores a sus ingresos.
Soluciones técnicas: muy fácil, se puede reducir humanos o hacer que coman menos, al fin y la cabo hay mucho gordo y eso es insano, que se abriguen mas en invierno que también es sano en lugar de consumir calefacción, etc. Se pueden producir hechos afortunados no contemplados en el cálculo: alguno ya mayor se muere, otro se suicida sin mucho gasto y así las cuentas empiezan a cuadrar y todo solucionado.
También se puede mandar a paseo al que te hace esas cuentas, pero eso está mal visto, se viene el corralito, el marxismo ( que sigue siendo un mal ignorado y no menos temido) o lo peor :MADURO, horror.
El no es un grito mayoritario e impotente: No somos ricos, no nos apliquéis las recetas de países y gantes que están mucho mejor que nosotros, no somos comparables ni equiparables. Darnos margen para crecer, tiempo para igualar, paciencia con nuestros mayores y desempleados, dejarnos generar empleo en paz, estimular ese crecimiento…y mandar al FMI a freír churros aunque sea un par de años.

El cuidado de la casa común- Hector Sandler, desde Argentina

SOBRE EL CUIDADO DE LA
CASA COMUN

Hector
Sandler, Profesor Consulto, Derecho, UBA

 

1. De la Laudato, Sí. El Papa Francisco acaba de publicar una muy
completa carta encíclica que comienza 
con palabras de “alabanza al 
Señor” , que eso significa LAUDATO, SI’. Con  este nombre pasará a ser recordada de aquí en
adelante. Sin embargo no es esta  una
alabanza general sino una específica. Lo aclara el santo Padre en sus primeras
palabras al decir: « Alabado seas, mi
Señor », cantaba san Francisco de Asís. En ese hermoso cántico
– agrega – nos recordaba que nuestra casa común es
también como una hermana, con la
cual compartimos la existencia, y como una
ma­dre bella
que nos acoge entre sus brazos.

Destacar
la hermandad  entre todo lo creado por
Dios es el nervio de esta encíclica. Y Francisco con sobrada razón y múltiples
motivos nos lo recuerda  en un tiempo
como el  actual en que los más variados
conflictos se dan entre los hombres, entre las sociedades que ellos forman y de
ambos a su manera con  la naturaleza, hermana
y madre a la vez de todos nosotros. Vale la pena reescribir aquí el título
completo de la encíclica LAUDATO SI’ del santo padre Francisco “Sobre
el Cuidado de la Casa Común”.

 

2. El cuidado de la  “casa común” es cosa importante.  Para todo lo creado;  pero es decisiva para la constitución de la
sociedad humana, de cuya constitución  depende
la posibilidad y perfeccionamiento que en este mundo ha de lograr  la vida de todos y cada individuo como tal. El

Papa
Francisco trata varios temas para atender al cuidado de la “casa común”.
Nosotros – a los efectos de comprender y poner 
de relieve el vasto alcance del mensaje del Santo Padre  nos detendremos en dos principales parágrafos
de la encíclica  en cuanto se
refiere  a la cuestión de la oikonomía necesaria y adecuada al ser
humano.  Es de gran significación
nosotros por dos razones: 1) Porque los argentinos una vez hemos ensayado
,  al comienzo de la gestación de  nuestra patria,  un modo de lograrlo: la Ley de Enfiteusis de 1826. Primera en
el  mundo moderno sobre este delicado
asunto ,  plenamente ajustada a la moral
cristiana y creada para regir las relaciones de los hombres entre sí sobre la
base de una recta relación de todos ellos con el don de Dios, la tierra.  2) Porque aquel impulso fundacional,
inspirado por sentimientos semejantes al de Francisco, adquirió valor de norma
fundamental en la
Constitucion de 1853/60, aun vigente  en este punto esencial .

 

3. Del trato al oikos. En griego la palabra griega oikos
significa “casa”, y ha sido raíz de varios sustantivos compuestos. Aristóteles
la  usó en la voz “oikonomia” para exponer sobre la “administración de la casa” doméstica. Al promediar el Siglo XVIII
los fisiócratas franceses –
inspiradores de nuestros patriotas de Mayo – echaron los cimientos para una
nueva ley  a fin de constituir un buen
orden social sobre la base de una efectiva  la casa común. El gran cambio consistió
en dejar de atender a  la “casa
doméstica” para dedicar el esfuerzo  a
inventar  cómo debía ser   “la casa de un pueblo” para que fuera la
casa igual para todos sus hijos presentes y por venir.  Habriamos de ser una  sociedad
plural
, con múltiple contenidos e intereses , acotada por una singular fuerza espiritual en la tarea de usar
los  recursos naturales  de este mundo. Por el Siglo XVI  emergieron los países políticamente soberanos.  
La “casa” se había ampliado.  Eran
necesarios  nuevos conocimientos para
dictar las “normas” (nomos) a seguir
para mantenerla arreglada. Era menester 
contar con el  saber adecuado para
mantener el orden en la nueva casa. Un saber antes dado por sabido – aquello
que se hace porque es lo que siempre se ha hecho  – habría de ser reemplazado por un nuevo
saber:  pensado sobre principios y
realidades.  

Este nuevo
saber fruto del alma conciente que emerge desde el Siglo XVIII ,  recibió el nombre de “economía política” . Se trataba de contar con un conocimiento
adecuado para ordenar la  nueva y amplia casa: la polis moderna, constituida por  una sociedad heterogénea y pluralista. A partir de este nuevo saber objetivo   sería posible – ante los variables  problemas
prácticos
de la vida social – 
diseñar para cada momento y lugar  la adecuada solución. Al conocimiento modélico
de la economía de las sociedades humanas (economía
politica clasica
) le siguió la exposición de las reglas del arte para la
marcha de una buena economia para la sociedad. Este arte de base cientifica fue
la   “política
económica”

 

3. Del conocimiento para el uso del  oikos
.
A comienzos del siglo  XX el hombre
no había despegado de la superficie terrestre, ni descubierto siquiera la
inmensa  amplitud de la “casa del hombre”.
Cada pueblo arreglaba su casa sin más preocupación que la tenida por los
intereses de la suya propia, ignorando los de la casa ajena  cuando no lucrando de ellas.  Esta despreocupación por la suerte de  la casa ajena y la extrema preocupación por
la propia  habría de teñir de sangre a la
modernidad durante los siglo XIX y XX. 
Las cruentas  guerras mundiales ocurridas
en éstos siglos  y los genocidios cometidos
en el último fueron en alto grado consecuencias de un cambio sobre el  grado el contenido de la   “economia
politica”
y la técnica de ella derivada, la política económica. Un arrasador espíritu materialista cambió su
sentido,  sus métodos  y sus fines, a tal punto  que llevó al cambio mismo de su nombre. De
conocimiento para actuar conforme a los designios de Dios para con la
naturaleza y los  hombres en este mundo
material , pasó a ser una ciencia
positiva en vista a fines concretos ajenos a la posición del hombre en el
Cosmos.
 A semejanza de las ciencias de la naturaleza su fin sería
el conocimiento  para construir un nuevo oikos para el hombre. El modelo materialista desarrollado con gran éxito
por las ciencias de lo físico material , ocupadas de todo aquello que se puede
medir, pesar y contar,  impactó en el
campo de la economía humana . La economía
política
como saber fue desplazada por 
una ciencia de la economía, en
la que medir , contar y calcular matemáticamente el porvenir  fue a partir de comienzos del Siglo XX su
talante dominante. 

 

4. La reacción contra la visón estrecha.
Las  graves dificultades emergentes y el
cada vez más visible  peligro de la
provocación de  desordenes  generó a partir de mediados del Siglo XX un
impulso  destinado  precisar más y mejor los “derechos” de cada
habitante y de cada sociedad como así también la importancia de reconocer las  “obligaciones” 
ante Dios como rector de la evolución 
tenida en vista por el Creador. Esta toma creciente de conciencia  ha puesto en primera linea  la necesidad de prestar atención a la comun
responsabilidad  acerca de cómo ordenar
la   “casa”, esta vez no solo de una
nacion sino la del conjunto formado por la “casa de todos “. No solo de todos
los hombres sino la de ellos y la de todos los seres vivientes en  la Tierra.
 Y no solo para aquí y
ahora sino para un indiscernible pero prolongado futuro.

 

5. Necesitamos un nuevo saber.  Comenzó entonces a cobrar
fuerza la necesidad de otra mirada.  La
necesidad de meditar sobre el orden social que los hombres han de formar para
satisfacer las ineludibles necesidades materiales que su condición física les
demanda. Este sentimiento y toma de conciencia 
sobre la irrenunciable responsabilidad del hombre presentó la necesidad
de reemplazar la noción de “economía”
por la de “ecología”. Con este cambio
se reconoce la insuficiencia que importa el solo dictar normas  (nomos)
para construir nuestra casa
nacional o mundial. Que es necesario ahondar 
para revelar  “la lógica real”  imperante
en  la casa con que nos donara Dios. 
 El
oicos es nuestra casa. Sabemos que de
ella  hemos de vivir. Mas lo que ahora
sabemos (o recordamos haber sabido ) es que este oikos es la casa de todo ser
viviente de la Creación
y que – por mandato de Dios – no solo hemos de vivir en y de ella , sino que lo
hemos de hacerlo de manera que la
Creación siga el curso pensado por Dios.
  No solo se nos ha dado esta casa para vivir
sino que se nos ha hecho custodios de
ella, para todo hombre por venir y para todo ser viviente que por obra de la Creación se nos ha
confiado.  Somos   los novísimos colaboradores de la obra del Dios
de  la Creación. Esta nueva
visión impulsa  al desarrollo de un nuevo
saber , al que se ha denominado  “ecología
”.
Sin embargo  se cometería un  error si se pretende separar de este
conocimiento al conocimiento “económico”. Aquél no ha de ignorar a  éste y éste debe incluir a aquél. Un  buen y 
acertado orden ecológico solo
puede desarrollarse a partir un mejor conocimiento del orden económico humano. Del que por causa de
las necesidades materiales  es y el que por causa de la libertad
individual debe ser.

 

6. La Constitución nacional
argentina
.
Nuestra Constitución política fue lograda tras duros conflictos internos. Un
largo  período de guerras intestinas (1810-1851)  precedió al establecimiento de los criterios que como cimientos
necesitaba la construcción de  “casa común de los argentinos”. El
Preámbulo de esta Constitución es tan terminante como ignorado. Declara: 1) que
la Constitución
fue dictada “invocando la protección de
Dios, fuente de toda razón y justicia
” y 2) que lo fue no solo para los
escasos habitantes de entonces sino “para
todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino”
.
Unidos ambos compromisos, era de esperar que nuestro país fuera, como de hecho
logró serlo por un corto tiempo (1860/1910) , la tierra de leche y miel,
réplica de la “Tierra prometida” , para millones de exiliados de su patria
deseosas de vivir libres y de su trabajo, todos fraternalmente.

 

7. La transacción
del Código Civil
.
Nuestra historia social a partir de mediados del siglo XX, muestra que no hemos
acertado en la tarea de actualizar lo 
ordenado por nuestra Constitución. Para construir la “casa común” ella
dispone empezar por construir “los cimientos para una nueva sociedad”: tierra
para trabajar y voluntad para trabajarla. 
Con ese fin ordenó se dictara la ley que hiciera viable ambos objetivos:
un Código Civil. En cumplimiento formal de ese mandato  en 1870 fue puesto en vigencia el actual
Código Civil. Debía asegurar un idéntico
derecho de acceso a la tierra
, don de Dios, a favor de todos aquellos que 
habitaran nuestro país para vivir de su trabajo
. Norma no solo para
todas aquellas personas invitadas a poblar el país sino también para quienes ya eran residentes. Este mandato
constitucional  tropezó con la materia social existente:  la realidad
social preconstituida
.  El autor del
Código salvó los intereses encontrados 
entre los residentes y los inmigrantes. Inventó  una transacción
legal
entre los intereses de los ya propietarios en tierras y el interés de cada uno de los que arribaran
al país deseando tierra para vivir de su trabajo. La “casa fue dramáticamente
dividida”
. Al cumplirse el primer Centenario  ( 1910), 
más allá de los conflictos sociales secundarios de este desvío ocurrió
uno principal: “la casa argentina fue
muy  dividida”.
Una consecuencia
del  desvío  de los mandatos judeo-cristianos  fue la emergencia de un conflicto radical . Cristo 
nos había advertido que “Si un
reino está divido contra si mismo, no puede perdurar”
(Mc.3:24) y  repitió de modo claro  que “Si
una casa esta dividida contra si misma, tal casa no puede perdurar”
(Mc.
3:25 y Mt. 12:25). Toda vez que la tierra
es la casa material
de la vida humana para todos en  este mundo el nomos legal que se dicte ha
de  asegurar el divino derecho de igual
acceso a la tierra para todos y cada uno
facilitando de mil modos  el concreto acceso  a ella 
para vivir y trabajar.  La ley
positiva  que cada sociedad se dicte para
sí con ese fin puede fracasar y con ello obstaculizar  para la mayoría de los hombres el acceso al
otro mundo que Dios previó en cumplimiento de su arcana decisión (Apocalipsis
7:4). Elo Códigop Civil, sin proposito para 
ello, nos puso en la senda que conduce al Apocalipsis social: los
constantes conflictos civiles. Conflictos que no solo se incrementan sino que
degeneran a todos los demas órdenes de la vida social. Al trabajo no sigue la
riqueza de los trabajadores; a la democracia politica no sigue el gobierno del pueblo;
a la enseñanza pública no sigue la cultura. 

 

8. La sabiduría
de los relatos bíblicos en la epístola de Fracisco
. El El Papa Francisco  en la encíclica que comentamos nos estimula
de manera directa a reflexionar sobre estas cuestiones básicas del orden
social. Valen  para más de 40 millones de
argentinos que hoy pueblan a escasa parte de nuestra vastísimo territorio  y para otro tanto igual que, sin dificultad,  podrían ya vivir en nuestra “casa”. El Santo
Padre expone esas cuestiones  en dos secciones
separadas: una rememorando “La sabiduría
de los relatos bíblicos”
(parágrafos 67/73) y la otra titulada “Destino común  de los bienes” (parágrafos 93/95). Nos
permitiremos hacer un breve comentario sobre ambas. La primera sección contiene
sustancialmente lo proveniente de las revelaciones de Dios al pueblo
hebreo,  registradas en el Antiguo
Testamento. Son de un valor incalculable para los cristianos, si tenemos
presente – como hemos de tener – que Dios dispuso que nuestro Señor Jesucristo
naciera en ese pueblo. Francisco comienza el párrafo 63 con esta tajante
afirmación: “No somos Dios”.
Afirmación sorprendente por lo obvia, pero que cobra un enorme sentido por la
que le sigue: “La tierra nos precede y
nos ha sido dada”
. ¡Que enorme verdad y que oscurecida ha llegado a
ser  en la época actual, pues pocos  parecen 
recordarlo! La meditada lectura del Génesis da cuenta del proceso de la Creación y en ella consta
con meridiana claridad que no solo la tierra precedió a todo lo viviente, sino
que el hombre fue la creación más tardía de Dios. No se trata solo una cuestión
de precedencia temporal sino del radical cambio en el contenido de la Creación de Dios. La Creación del mundo físico
fue lo primero; todo lo viviente fue creado después (Génesis 1:26 y 1:27) . A
pesar de la espléndida grandeza de esta obra divina,  sobresale de modo harto singular que ella
remate en la creación del hombre. Este acto no fue otro simple ejercicio del
Supremo poder. Fue la puesta en existencia 
de  un ser absolutamente nuevo con
un  sentido universal a cumplirse tras su
devenir en la tierra. Dice el Antiguo Testamento: “Entonces dijo Dios: Hagamos el hombre a nuestra imagen y conforme a
nuestra semejanza”
(Génesis 1:26). No creaba Dios un ser más en la ya vasta
creación. Creaba un ser viviente para que “señoree
en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la
tierra y en todo animal que se arrastre sobre 
la tierra”
(Génesis 1:26) .Con
tal propósito, entre otros profundos,  
vino la mayor novedad: “Y creo
Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, varón y hembra los creó”

(Génesis 1:27).  Lejos de ser un acto
ocasional fue la concreción de  una
ignota finalidad divina. Tras crear al hombre y la mujer  narra la Biblia:  “Y los bendijo Dios y les dijo: Fructificad
y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar
, en las aves de los cielos y en todas las bestias que se mueven sobre la
tierra”
(Génesis 1:28). Por este mandato los humanos somos, entre otras
finalidades,  curadores de todo lo existente y esta
función – que entraña la obligación de aprender a ejercerla –  nos carga con una responsabilidad que no
siempre se ha apreciado en su justa medida. La emergencia de la ecología, como superadora de la economía, es una de las pruebas testigo
de este largo pero aun no finalizado aprendizaje.

 

9. El Antiguo Israel versus la Antigua Roma. A manera de
prueba que vivimos en este mundo  en
constante aprendizaje para llegar a ser lo que en ocultos designios el Señor ha
dispuesto,  conviene repasar una y otra
vez el pasaje del Antiguo Testamento que da cuenta de la conducta fraticida de
Caín  y la ingenua pregunta – que a modo
de respuesta  formula a Jehová. Luego de
haber salido juntos Abel y Caín al campo, y tras haber matado  a su hermano, aparece el Señor y tiene lugar
este  diálogo: “Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y éste
respondió:  No sé. ¿Soy yo acaso guarda
de mi hermano?”
(Génesis 4:9) . Es lícito pensar que Caín no tenia idea ni
los sentimientos de hermandad en el sentido con que Cristo con su actuar nos
ilustrara mucho más tarde.  Aun hoy una
amplia mayoría de  personas no se
interesa lo bastante por sus hermanos en el sentido cristiano. La evolución de
la humanidad no es pareja. Lo muestran, entre muchos otros casos,  las diferentes sendas seguidas por dos
pueblos tan diversos como contemporáneos: 
el de la Antigua Roma
y el Antiguo Israel. Con la salida del pueblo hebreo de Egipto no ocurrió su
inmediata  liberación moral. Fue
necesario que Jehová le hiciera conocer a Moisés los mandamientos sagrados  a los
cuales los hebreos deberían ceñir sus vidas, la individual y la social . Lo
aprendieron de a poco en un constante peregrinar  que demandó cuarenta años en inhóspito desierto.   Recién entonces, tras alcanzar el nuevo
nivel moral superior  les fue abierto el
paso  a la “tierra prometida” como pueblo
de Dios. La historia del perfeccionamiento humano continuó.  Otro largo periodo habría de transcurrir
hasta que el pueblo elegido por Dios ofreciera las condiciones requeridas para
ser sede del nacimiento de nuestro Señor Jesucristo. Dios lo envió a ese
preciso pueblo, de los muchos existentes en nuestra tierra ,  para que allí naciera como hombre y que con
su obra continuara la educación del “pueblo elegido” y de él partieran  quienes habrían de predicar  un 
nuevo y radical mandamiento: “Ama
a tu prójimo como a ti mismo”
(Mateo 22:40). Había que penetrar en el
corazón de unos pocos  hombres para que
salieran a predicarlo entre sus hermanos y a la humanidad entera en bien del
mundo todo. 

10. Condiciones para ejercer el
amor al prójimo
.
El amor al prójimo  – principal
mandamiento cristiano –  ha de ser
ejercido como mandato de Dios; pero su efectivo ejercicio demanda cambios en
las condiciones de vida.  De las propias de cada individuo y de las condiciones sociales de la sociedad. El
orden social es el habitat, necesario
para que  cada persona como exclusivo
individuo pueda cumplir su destino individual. Para lograr este individual
destino  no cualquier forma de orden
social es útil. El orden necesario para continuar el desarrollo y
perfeccionamiento de cada  hombre como
individuo  demanda, entre otras cosas,  la 
existencia de un derecho positivo
especial. Uno cuya base principal primera consista en  asegurar a todos como grupo y a cada uno de
sus miembros como individuo único la posibilidad de gozar de un idéntico
derecho a la tierra.
Este básico  derecho a la tierra nos fue dado por Dios
como condición de vida desde la
Creación (Levítico: 25:23) ; pero su especificación concreta
en este mundo demanda que cada sociedad humana dicte para sí y para sus
miembros leyes positivas  que 
pongan en blanco sobre negro los derechos de los individuos  y los de la sociedad sobre ese don de Dios,
la tierra. Esta doble necesidad nos
genera una gran responsabilidad ante Dios. 

11. De la originaria necesidad
del derecho.

Toda sociedad debe  dictar y practicar
un  derecho
objetivo
que concilie el beneficio general con los derechos subjetivos de cada individuo y el derecho subjetivo de cada conjunto que se forma en la sociedad.
Dice el Papa Francisco que muchas interpretaciones incorrectas han hechos los
hombres en esta materia. Nos recomienda,  
para lograr la ley positiva correcta, 
estar atentos  a la “relación de reciprocidad responsable entre
el ser humano y la naturaleza”.
Con toda modestia, nos atrevemos a glosar
esa feliz idea, explicitando su vasto alcance:  
igual relación de reciprocidad debe existir entre todos los hombres como
personas. Continúa afirmando Francisco:  “Cada comunidad puede tomar de la bondad de la
tierra lo que necesita para su supervivencia, pero también tiene el deber de
protegerla y de garantizar la continuidad de su fertilidad para las
generaciones futuras”
(Parágrafo 67). Este es en la actualidad asunto de la
más grave urgencia y lo ha de resolver toda sociedad que pretenda  ser el amable hogar  para hombres libres,  quienes tratados en un pie de igualdad,
puedan  cumplir con el divino mandato de
fraternidad. Es un problema crucial cuando se “constituye”  formalmente toda sociedad humana. Nuestra
Constitución 1853/60 ha acatado esa exigencia. Pero no es menos crucial que a
lo largo  del curso de la vida de toda
sociedad ella cobre efectiva vigencia. La ley positiva que se dicta al
servicios de turbios intereses obra en contra de la salud social y la de sus
miembros.  Hemos de prestar mucha
atención a los emergentes conflictos de cada día para evitar que en miras a su
inmediata solución, nos aparten de la recta Constitución que hemos de mantener.
Dice Francisco: “Hoy creyentes o no
creyentes estamos de acuerdo en que la tierra es esencialmente una herencia
común, cuyos frutos deben beneficiar a todos”
. “Dios creó el mundo para todos. Por
consiguiente
, todo planteo ecológico
debe incorporar una perspectiva social que tenga en cuenta los derechos
fundamentales de los más postergados”.
Nuestro deber como ciudadanos es
actuar para que ese mandato moral sea realidad aprovechando la actual ley
civil. Para este resultado se requiere la inmediata sustitución del actual del
sistema legal de impuestos por otro que recaude de los dueños de la tierra la
renta del valor real de mercado que ella cobre anualmente , pues este valor –
que4 no tiene en cuenta las mejoras – es el “capital social” producido por al trabajo
de toda la sociedad y cuyo destino es pagar el gasto público. 

 

12. Debemos asumir el reto de
Francisco
. El
valioso pensamiento central de la encíclica nos congratula y estimula  para seguir adelante en la investigación que
estamos empeñados. Al mismo tiempo, la valiente actitud del Santo Padre al
tratar esta cuestión y exponerla  urbi et orbe , nos anima a hacer un
respetuoso comentario a título de glosa. Pensamos que para nuestro país es de
absoluta necesidad que los hombres de estudio 
profundicen en estas cuestiones. Necesitamos renovar nuestro derecho positivo 
para un mejor desarrollo social al servicio del hombre con
fortalecimiento de la fraternidad cristiana. Francisco reproduce las palabras
de Juan Pablo II, escribiendo: “Dios ha
dado la tierra a todo el género humano para que ella sustente a todos sus
habitantes”.
La evolución histórica ha hecho que el derecho sobre la tierra , primer recurso de vida, permanezca
acantonado en los límites de la soberanía política de cada Estado nacional. Sin
perjuicio de apuntar a una creciente universalización de la cuestión, como bien
afirmara Juan Pablo II,  debemos atender
al problema en nuestra “casa”.  Asi como
Jesucristo  dijera  a la laboriosa Marta  «Marta,
Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o
mejor, de una sola”
(Lucas 10:38/42) , así conviene recordar a los
dirigentes y maestros argentinos prestar atención a la principal cuestión para
la vida material, la tierra y su valor, a la que se tiene en total olvido. Para
asegurar la libertad de trabajo, la igualdad de trato y reforzar la fraternidad
social, hay que  distinguir entre el derecho de acceso a la tierra (para
vivir y trabajar)  del derecho
de la sociedad sobre el capital social
generado por el trabajo de todos y que se expresa  en el precio de cada lote de tierra en
propiedad
.  Este valor de la tierra  se
incrementa día a día por la creciente población y la demanda de bienes y
servicios. Para un país prácticamente despoblado como el nuestro, al que con
toda comodidad  podrían poblar varios
cientos de millones de familias , sigue siendo principio válido “gobernar es poblar” . El examen del
trato dado a la tierra y al trabajo en nuestro país dedicamos  y el que por ley debe ser dado merece otro
capitulo.

Buenos Aires, Julio 3 del 2015