Milagro! estamos en septiembre

Entre el calor de luz blanca, fuerte, la gente sumando sus 36.5º centígrados each, los restaurantes abasteciendo estómagos each con la industria del sabor medio fue pasando lentamente el supuesto descanso.- Volver es como ir, igualmente cansado. No hubo cine, no hubo mas que cuatro estrofas de Chejov ( The seagull) y un poco de libro Kinder, adecuado para que no se canse la mano.-Del Kinder salió Crimen y Castigo, que releí recordando a Rajoy. El himno argentino dice algo de laureles que supimos conseguir y repite, que supimos conseguir, ¿quienes?, ya no se usa la hoja de laurel mas que para imitar a romanos en carnaval y para cocinar con salsa de tomate, por cierto una hoja de laurel es necesaria para el punto. Tomates verdes fritos.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *