Némesis/ Roth

Un libro bien construido.-No podemos decir que la culpa inventa el hecho, sí diremos que el hecho en si en ocasiones no enlaza causalmente con un autor. No obstante hay personas  que ponen
esos hechos en su mochila personal, éstos son Los Culpables, que maniatados por el sentimiento gozan en un reproche a sus actos y a su vida y generan vidas arrepentidas. La enfermedad, la epidemia, la peste, en este caso la polio le permiten a Roth describir un personaje cercano, casi familiar, con una inevitable evocación para quienes como yo vivieron la epidemia antes del descubrimiento de la vacuna.- Némesis es una venganza ¿divina?

España es un toro que se quema, es un toro que se quema vivo.-

Ainadamar, tiene un texto a veces cursi, otras brillante.Mariana Pineda renace en la muerte de su autor, Margarita Xirgu es Nuria Espert y eso llena el espacio, las voz de Federico excelente. Sonido empastado por la amplificación, demasiada mesa de mezclas y altavoces, guitarras muy buenas, música en ocasiones típica, pero me gustó, como también las tres imágenes. No es tema fácil en España, está muy trabajado, pero está bien, quizás su mayor mérito es que no se deja apropiar por ninguna ideología , es un muerto por valores, por amor y libertad .-Mariana muere por no delatar, por lo mismo.-

No es ficción salvo la voz del narrador en primera persona

Se acercó a mi en la galería de tiro, simpático, se quedó mirando el arma y me dijo que le gustaban, que estaba haciendo el curso para tener la licencia, que era una afición reciente y que el tiro al blanco le atraía , por la concentración, por las técnicas de respiración y relajación, por el control del pulso; se entusiasmaba al comparar el tiro con un arte marcial, me habló del arquero zen y autorizándose con una media sonrisa me la pidió para hacer un disparo, la señaló con el mentón. La pistola estaba como manda el reglamento apuntando al blanco en la mesilla del puesto. La cogió, apuntó al blanco  pero se la llevó a la boca ; el ruido se confundió con el resto.-

Poppea…no la vea.-

Tomando la ópera de Monteverdi, Boesmans y Warlikowski, sobre la base de L´incoronazzione di Poppea, proponen que todo puede ocurrir en cualquier tiempo, y lo anuncian citando a Eistein con su afirmación de que el tiempo no fluye en una sola dirección y que pasado, presente y futuro vienen a ser la misma cosa.
Por ello Séneca es un profesor que se despide de sus alumnos el último dia de clase en una facultad norteamericana. Aparece y reaparece, vuelve hacia atrás en el tiempo y es la conciencia de Pinocho de Neron hasta que éste le pide el suicidio, a lo que Séneca accede con alegria.-
Mientras tanto aparecen gimnastas, muchos gimnastas que hacen ejercicios, la vertical perfecta, y despiertan la envidia de espectadores como yo.- Curiosamente parecen salidos de un Liceo Alemán de la época de Hitler, todos terminan vestidos de negro, con las botas de cuero altas; parece un tema recurrente eso de “nazificar” la escenografia, así entre nazis, romanos y alumnos norteamericanos proponen…¿ustedes lo saben?, yo no lo tengo claro.-
Ottone estaba con gripe y cantaba como una mezzosoprano. Cuatro horas de duración que se pueden hacer en la mitad. La segunda parte plúmbea, sí hubo algo cómico, que viene de Monteverdi, que es el papel de la nodriza de Poppea que  nos concede una sonrisa cuando el asiento ya era insoportable. La música está bien, no se reitera sin repetirse, se alarga mas bien.-

¿Y la conclusión? Poppea magnífica y además muy guapa. Ottavia excelente, el resto mas bien flojo, empezó mejor que terminó.- Tampoco entendí tanta ambiguedad sexual, ¿era por las orgias de Nerón? tanto joven atletico, y señores que eran mujeres, en fin, que no hago juicio sobre la libertad de inclusión , pero no lo entiendo en una idea que consiste, creo yo, en representar la locura en el poder,como fenómeno de todos los tiempos y la muerte que querida o no, temprana o tardia, acontece a todos, también a la desterrada Ottavia y a Poppea, a Neron y al resto, mientras la virtud, el amor y la fortuna danzan alrededor de los destinos humanos, y tampoco escapa de ella  un emperador loco.

Y hay que recalcar, que para ser emperador y loco se requirió el consentimiento del pueblo romano, como el pueblo aleman votó a hitler, el italiano a Mussolini, etc, pero todos los votantes y consentidores ya está muertos, los que hoy transitan por este mundo no son responsables más que como lo somos todos  de esta historia sangrienta de nuestra querida humanidad.-