Rubens y la pintura viva

El concilio de Trento decidió que se podían adorar las imágenes, era el catolicismo incipiente que a diferencia del judaísmo tradicional no consideraba a la idolatría como un sacrilegio. De ahí en mas los pintores, por encargo o para vender se dedicaron a pintar santos y santas.Rubens no fue una excepción, tuvo la suerte de tener fama y dinero en vida, fue además de un gran pintor, embajador, hablaba seis idiomas y poseía una sólida cultura clásica. Por ello aparece Ovidio y Virgilio en su temática, se dice que para entender la vida intentaba entender el movimiento que representaba en sus figuras. probablemente no haya habido otro pintor tan carnal, tan vital, como él, su preocupación por insuflar alma a lo que pintaba le permitió desarrollar una técnica para pintar la piel de sus desnudos que cubría con todas las luces frías y cálidas  que vemos en un cuerpo humano vivo. Dicen también que fue el primero en pintar la baba a los caballos, en señal de vida animada. La realidad que hoy aceptamos es que cualquier forma de representación es un artilugio de los sentidos, el lenguaje propio del mundo plástico o bien muestra lo que está fuera señalándolo así o bien invoca desde adentro un mundo integrado por forma, color y composición que no pretende ser espejo de nada,. Pero el siglo 17 era el siglo de Rubens, noventa obras de él expone El Prado, todas propiedad del museo, algunas mas históricas, otras mas artísticas. Señalar Las Tres Gracias, Aquiles disfrazado de mujer,una danza de doncellas y algún sátiro.-Vale la pena perderse una hora por la muestra.

El Rey de los Belgas – música mejor que copas

Para el cumpleaños del Rey de Bélgica solíamos ir a su casa en Madrid a un coctel mañanero, admirábamos las preciosas pinturas flamencas dignas de un museo ,saludábamos al embajador, a Pepe el anfitrión permanente de las copas y los entremeses y volvíamos a nuestro trabajo. Ayer hemos celebrado el cumpleaños del Rey en un concierto en el Auditorio. Orquesta joven  auspiciada por la casa Sony,con valores tan destacables como los dos oboes y los contrabajos con un magnífico director, Alejandro Posada y una violinista que te deja perplejo por su juventud, su técnica y su pasión, Vineta Sareika. El estreno de Marlos Nobre fue un hallazgo, una obra potente, luminosa y llena de matices. Espero volverla a escuchar. Bruch, en su concierto para violín y piano, mostró a una orquesta conjuntada ,en una pieza pieza llena de sentimientos que recuerda al Nigun de Bloch y a la violinista llegando al silencio en el límite de su sonido.Hemos lamentado ver demasiadas butacas vacías, quizás las invitaciones deban llegar mas a los melómanos que a los compromisos. La heroica fue mas un compromiso de la duración, un segundo acto conveniente; es un desafío tocar la tercera habiendo tantas excelentes versiones, faltó un poco el tempo en la marcha fúnebre, pero tuvo un buen primer y cuarto movimientos . La propina ,de base popular peruana o colombiana, que no pude identificar, me gustó mucho.- Gracias al Rey, a su embajador Sr Swinnen con los mejores deseos de que la experiencia se repita.

The Turn of the Screw (la vuelta de tuerca)

De nuevo acierta Mortier, una escenografía simple y mínima, con la iluminación baja , entre claroscuros, con la luz del día en el fondo al final de la escena, que transmite una sensación de misterio . El cuento de James hace convivir a los vivos con los muertos y con los fantasmas, pone al mal en el mundo tenebroso de éstos, y escoge a dos niños, símbolos de la inocencia para establecer una clima ambiguo , angustioso y opresivo, en dónde el precio de elegir el bien es la propia vida. La música de Britten es tensa, cinematográfica , las voces de los niños muy buenas, en suma un buen espectáculo sobre un tema que el cine acogió recientemente, en dos filmes, uno rodado en España y el otro en USA. Se valora que la obra dure cien minutos, cincuenta cada acto, es una duración que se acomoda mas a la medida de la época, permite disfrutar sin agotar.Los muertos finalmente son una fantasia de los vivos.

¿Por dónde anda la luz del alma?

Los alquimistas que eran químicos y magos, pero no tontos, buscaban la piedra filosofal y se devanaban los sesos pensando en el flogisto. Se llamaba flogisto al destino final de la luz una vez que se apaga. In due parole: cuando soplo la cerilla o la vela mejor si me voy al medioevo , ¿adónde enviamos la luz? Pues los alquimistas tenían teoría, partían de que los objetos contenían la llama o la luz en estado latente, en potencia que diría El de Aquino, como que en el agua está el hielo y también la nube, el rio y la catarata. Que saliera la luz del objeto ya no dependía del objeto en si, decían a continuación, sino del Otro,( ¿De ahí habrá bebido Lacan ?) el demiurgo animado o inanimado, sea sujeto u objeto, pero siempre sujeto en relación a esa luz, que raspaba la cajita de cerillas o encendía las hojas secas frotando un palo, según la época. Pues bien, ese conjuro dual intencionado o casual arrancaba la llama oculta en el objeto, la sacaba al exterior y allí desnuda y a la vista de todos iluminaba y daba calor.Pero finalmente se apagaba y se preguntaban los alquimistas, el flogisto no vuelve al objeto de origen porque éste se ha modificado, entonces,¿adónde va? Pues igual el alma.que tiene su luz, que no suele conservar todo el tiempo y que finalmente se apaga.Podemos quizás describir como vemos la luz del alma y lo que hace, pero, ¿dónde se va cuando sale de paseo ? continuará con las respuestas de los lectores.