La nieta del Sr Linh, de Philippe Claudel

Me lo trajo de regalo Estela Martín. Es un cuento sobrecogedor, escrito con sobriedad que deja en el lector tristeza y en mi algo de resignación . Trata de la ilusión del amor como motor de la existencia, real o inventado, en todo caso creído, mas allá de la comunicación. Pero refleja la historia de millones de personas. En parte y con indulgencia, nuestras propias historias. Es de una gran belleza literaria.

La Shoa , un recuerdo que continúa…

Hoy 11 de abril a las 20 hs comienzan los actos que mantienen viva en la memoria la barbarie nazi. Un amigo me decía hace muchos años que aquel soldado alemán que abrió por primera vez la llave de salida del gas que ocasionaria las primeras víctimas no sabia que estaba cambiando el mundo. Nuestra especie nos tiene acostumbrados a una verdadera galería de los horrores, la historia es en cierta manera una peversion darwiniana de la supremacía del mas fuerte por la destrucción del otro. Pero nunca hasta el holocausto se había procurado además la destrucción de su propia identidad en un ser humano vivo. El proceso de deshumanización y muerte aplicado por los nazis cambió la humanidad. Por eso debemos recordar a los muertos sin olvidar cómo llegaron a la muerte. Decía Kelsen- un jurista iuspositivista de la época- que el hombre es un centro de imputación de normas, queriendo quizás ejemplificar como en una sociedad se construye la identidad humana a partir de las normas que recogen sus derechos y obligaciones, así desde que se nace, el ser humano tiene derecho al nombre, a sus padres ,a ser menor de edad, a estar tutelado, a estudiar, trabajar, contratar,a ser tratado en condiciones de igualdad, a no ser discriminado, a fundar una familia, a morir, reconociéndole el derecho la existencia de una herencia y de una transmisión hereditaria. Todo eso,de todo eso fue progresivamente despojado el pueblo judío para después en los campos mediante la violencia y la humillación pretender hacerles perder el respeto a si mismos y el aprecio a la condición humana. Eso no lo lograron.